24/7/13

5 (+1) COSES QUE HAS DE SABER DEL DANI DE LA ORDEN, ABANS D'AVENTURAR-TE A ESCRIURE UNA PEL.LI PER ELL





1. És impossible escriure ni una sola línia de diàleg si està a menys de 10 metres de tu. 

La llegirà en veu alta en diferents tons intentant buscar la modulació de veu correcte... fins que et tornis boig. 

(La bogeria, al cap i a la fi, és contagiosa. Ojo cuidao)

2. Tot i que no sapiguessis que havies d’escriure una nova escena fins avui... la necessita per ahir. 

Ah! I que sigui emocionant, per suposat. 
I que surti un gos. 
No...millor, un gos fent el pi-pont.

3. La primera opinió que dóna el Dani no serveix de res.

Et trucarà deu minuts després dient que no, que s’ho ha pensat millor i que creu exactament el contrari del que ha dit: Del “Aquest moment és massa llarg”,  pot passar a “què et sembla si posem un silenci aquí? Cal deixar respirar els personatges”. 

Fins que no descobreixes la fòrmula estàs perdut. Després és infalible. I el tio, a la segona, té raó 

(A la tercera ja torna a dir bestieses)

4. Li agraden les veus en off. 

És un fet. Hi ha directors que les odien i n’hi ha que les fan servir per tot. El Dani els dels segons. 

Al principi “Barcelona nit d’estiu” era una pantalla negra i només una veu en off. 

(Va descartar-ho en descobrir l’existència de la ràdio. “Inventazo”, va pensar)

5. Va de que el que mola és fer planos guapos però sap que en el fons, el millor, és explicar bones històries

I lluita per a que així siguin.

 (I ho aconsegueix, el tio)

6.Me'n penediré molt d’haver deixat el maleït Dani com a bon director per a guionistes. No ho és. És odiós... tots els guionistes l’odiem molt. 

Dius que hi haurà Barcelona nit d’estiu 2? Ah doncs l’odiem una mica només. 

Poc... Molt poc....Bé, en realitat gens. 

L'ESTIMEM MOLT, DE FET




Eduard Sola
Guionista, víctima i fan d'en Dani

22/7/13

CINCO PAREJAS DE CINE, QUE NUNCA SALDRIAN EN "BARCELONA, NIT D'ESTIU"




Para cada una de las seis tramas de Barcelona, nit d'estiu intentamos enfocar la historia de amor desde un ángulo distinto: Una antigua pareja que se reencuentra, otra que se enfrenta a la inesperada posibilidad de convertirse en padres, un niño que intenta conseguir su primer beso…


 El cine está lleno de ejemplos que nos han servido de inspiración, pero a lo largo de los años también nos ha contado historias de amor que para bien o para mal nunca cabrían en nuestra película. Historias, por ejemplo, con un toque de folie à deux, o “trastorno psicótico compartido” (lo dice la Wikipedia), como las de:


1.  Mickey y Mallory (Asesinos natos, 1994)


Estaba claro que una historia de amor nacida de las mentes de Oliver Stone y Quentin Tarantino no iba a ser muy apta para nuestra película. Woody Harrelson y Juliette Lewis interpretan a esta pareja, unida por su amor por la violencia, que acaba convertida en un fenómeno mediático gracias a la inestimable ayuda de un periodista interpretado por Robert Downey, Jr. Una de las películas más polémicas de la historia del cine, inicialmente prohibida en Irlanda y distribuida en Estados Unidos sólo después de que Oliver Stone cortara 4 minutos de metraje. Confiamos en que a Barcelona, nit d’estiu no le pasará lo mismo.


Total de víctimas del amor: 52


2. Martha y Raymond (Los asesinos de la luna de miel, 1969)


Basados en personajes reales, Martha es una enfermera que conoce a Raymond a través de un “club de corazones solitarios”. La pasión de Martha no disminuye ni un poquito cuando descubre que él es un estafador. Al contrario, Martha se suma a las aventuras de Ray, que seduce a una mujer tras otra con la intención de quedarse con su dinero. Luego pasa lo que pasa, que los celos se meten por medio (Martha ya venía un poco perturbada de casa, no nos engañemos) y más de una de esas señoras acaba convertida en abono para las plantas.


Total de víctimas del amor: 4


3. Kit y Holly (Malas tierras, 1973)


Sissy Spacek y Martin Sheen interpretan a esta pareja de jovencitos que deciden fugarse juntos por las badlands de Dakota del Sur tras matar al padre de ella, que será sólo la primera de sus víctimas. También basada en una historia real, esta es la estupenda ópera prima de Terrence Malick.  Kit y Holly merecen nuestra comprensión porque no son más que unos pobres niños tan inocentes y confundidos como, qué sé yo... los espectadores de To The Wonder.


Total de víctimas del amor: 6


4. Bonnie y Clyde (obviamente Bonnie y Clyde, 1967)


Otra historia real, la de los atracadores de bancos Clyde Barrow y Bonnie Parker, que inspiraron no sólo este clásico de Arthur Penn protagonizado por Faye Dunaway y Warren Beatty sino también una canción de Serge Gainsbourg y Brigitte Bardot (y también un musical, que desafortunadamente sólo duró cuatro semanas en Broadway)


Total de víctimas del amor: 13


5. Tina y Chris (Turistas, 2012)


Esta entrañable pareja británica, interpretada por Alice Lowe y Steve Oram, se embarca en una ruta turística en caravana que incluye visitas tan inofensivas como el Museo del Lápiz de Keswick o el Museo del Ferrocarril de Crich, pero que rápidamente se convierte en un macabro tour de force homicida.  


 Si corréis un poco quizás aún conseguiréis pillar esta excelente comedia negra en el cine, sin duda un buen entretenimiento para hacer tiempo mientras esperáis (con gran ilusión, me consta) el estreno Barcelona, nit d’estiu.


Total de víctimas del amor: 7


 ¿Echaréis de menos un amor entre asesinos en Barcelona, nit d’estiu? ¿Conocéis alguna otra pareja de cine similar a estas? Si es así, decídnoslo en los comentarios.


(Y si conocéis alguna en la vida real, por favor, llamad primero a la policía...)




                           Firmado, un guionista con tendencias homicidas.

                           Daniel González